Pastoral de la Cultura

CONOCE MÁS

PRÓXIMOS EVENTOS

EVANGELIO DEL DÍA

Evangelio

Del Evangelio según san Mateo 20, 1-16a

En cierta ocasión, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola:
“Con la soberanía que ejerce Dios sucede lo que sucedió con un patrón que salió muy de mañana a contratar obreros para su viña. Convino con ellos en pagarles un denario al día y los mandó a su viña. A las nueve de la mañana salió a la plaza y encontró a otros sin hacer nada, y les dijo: ‘Vayan también ustedes a mi viña, y yo les daré lo que sea justo’. Y ellos fueron. Salió de nuevo a mediodía y a las tres de la tarde e hizo otro tanto. A eso de las cinco de la tarde salió otra vez y encontró algunos ahí parados. Él les preguntó: ‘¿Por qué se quedaron aquí todo el día sin hacer nada?’. Ellos le respondieron: ‘Porque nadie nos contrató’. Él les dijo: ‘Vayan también ustedes a mi viña’.
Al anochecer, le dijo el patrón a su mayordomo: ‘Llama a los obreros y págales el jornal, comenzando por los últimos y terminando por los primeros’. Vinieron, pues, los que habían llegado a eso de las cinco de la tarde y recibieron su denario. Y al llegar los primeros pensaron que iban a recibir más. Pero cada uno recibió también un denario. Al recibirlo, empezaron a protestar contra el patrón y le decían: ‘Estos últimos solo trabajaron una hora, y los trataste lo mismo que a nosotros, que hemos aguantado el peso del día y el calor’. Él le respondió a uno de ellos: ‘Amigo, no soy injusto contigo. ¿No habíamos convenido en que te pagaría un denario? Toma tu denario y vete. Pero yo quiero darle a este que llegó de último lo mismo que a ti. ¿Acaso no soy libre para hacer lo que quiera en mis asuntos? ¿O tienes envidia de que yo sea generoso?’. Así los últimos quedarán de primeros y los primeros de últimos”.

Reflexión

En el Evangelio de hoy pareciera que el dueño de la viña es injusto al pagar lo mismo a los trabajadores aunque unos hayan trabajado más tiempo; pero nos ayuda a entenderlo el hecho de que la justicia de Dios no es como la de los hombres, sino que es superior. En el Evangelio, el mismo pago significa que la vida eterna está abierta para todos los que quieren seguir a Cristo y sus mandatos, independientemente si nuestro encuentro con Él fue al amanecer o al atardecer de nuestras vidas. 

Podemos parecernos a los viñadores que se molestan con el dueño, cuando nos enojamos porque a nosotros no nos va tan bien en nuestra vida diaria como a las personas que viven alejados de Dios; debemos darnos cuenta que el solo hecho de poder trabajar por Dios por más tiempo, es en sí una recompensa. Si encontramos gozo en el hecho de que Dios nos permite trabajar para él a pesar de nuestras miserias, viviremos felices.

Conoce UPAEP

GALERÍA DE FOTOS

ENTRA EN CONTACTO CON NOSOTROS

pastoraluniversitaria@upaep.mx

Oficinas ubicadas en el edificio J
detrás de la Capilla Universitaria (por la alberca)

Carlos Manuel Martínez Cruz
carlosmanuel.martinez@upaep.mx
Ext.7536

Jazmín Gutiérrez Sánchez
jazmin.gutierrez@upaep.mx
Ext. 7546

Melisa Gudiño Vázquez
melisa.gudino@upaep.mx
Ext. 7758

Félix Augusto Méndez Zepahua
felixaugusto.mendez@upaep.mx
Ext. 7118

ACOMPAÑAMIENTO ESPIRITUAL